[Skip to Content]

Kriegers Flak: la primera "super-red" de electricidad offshore del mundo

Dinamarca siempre ha abogado por la energía eólica. En los años 70, los daneses fueron los pioneros del uso comercial de la energía eólica y, hoy en día, una quinta parte de la energía del país proviene de esta fuente de energía renovable.

Kriegers Flak

Como la energía eólica es la piedra angular de la estrategia energética ecológica, que prevé dejar de utilizar combustibles fósiles en 2050, los daneses vuelven a marcar la pauta, esta vez con parques eólicos offshore, tecnología de la que son líderes.

Kriegers Flak en el Mar Báltico, un proyecto creado en estrecha colaboración con Suecia y Dinamarca, se ha elegido como el primer lugar del mundo en tener una red de electricidad offshore. Este parque eólico offshore de 600 MW funcionará como «super-red» y podrá transmitir energía renovable a través de redes eléctricas a los tres países.

Es el primer proyecto de este tipo y participan en él las empresas Vattenfall Europe Transmission de Alemania, Svenska Kraftnät de Suecia y el proveedor de energía danés Energinet.dk.

La «super-red» tendrá tres objetivos: llevar la energía renovable a los consumidores europeos, reforzar los mercados energéticos regionales y aumentar la seguridad de suministro energético al mejorar la capacidad de transmisión.

Se calcula que Kriegers Flak entrará en funcionamiento entre 2018 y 2020 y doblará la capacidad de provisión de energía eólica en Dinamarca hasta el 42%. Asimismo, suministrará electricidad doméstica a más de 500.000 hogares de los tres países.

Recomendamos