[Skip to Content]

Un diseñador danés hace del mundo un lugar mejor

Ante el reto de pagar precios elevados por ropa de diseño fabricada por trabajadores mal pagados en países en vías de desarrollo, los seguidores de la moda prefieren diseñadores que ofrezcan una alternativa que no les haga sentir culpables

Label NoirEl diseño danés es famoso por sus soluciones innovadoras, por lo que no es sorprendente que Peter Ingerwersen y su marca Noir hayan puesto el listón muy alto en lo que se refiere a la responsabilidad social corporativa en el sector textil.

Cuando consumidores y diseñadores decidieron empezar a hacer del mundo un lugar mejor, la moda ecológica parecía una alternativa hippie para mujeres maduras con sobrepeso. Las dos opciones eran moda de diseño fabricada por mano de obra barata o concienciación ecológica en forma de saco de patatas.

La marca danesa Noir fue una de las primeras en combinar el estilo distintivo nacional con los tejidos ecológicos producidos de forma ética. Hoy en día muchos diseñadores han seguido sus pasos y los daneses adinerados pueden votar con sus tarjetas de crédito contra la explotación de los países del tercer mundo.

Noir se caracteriza por su enfoque vanguardista. Su naturaleza ecológica no afecta al estilo y destaca especialmente la crudeza de la vuelta a la época del rock'n roll. El atrevimiento se expresa con tonos neutros y brillos metalizados para la gama alta, mientras que la línea prêt-a-porter Noir Black está pensada para clientes más jóvenes y menos adinerados, con lo que la moda ecológica se convierte en un derecho individual. Los diseños de esta línea son más vanguardistas pero reflejan la elegancia clásica de Noir. Peter Ingwersen, fundador y diseñador principal de la firma, controla todos los procesos de diseño y se asegura de que se siga su doctrina.

Mientras se enfrentaba a las dificultades de establecer una marca de moda con responsabilidad social corporativa, Ingwersen fundó Illuminati II, una marca de tejidos de algodón que suministra sus productos a toda una gama de marcas que trabajan con tejidos ecológicas. Este algodón de lujo de comercio justo, cultivado en Uganda y tejido en Turquía, cumple los requisitos de impacto global de la ONU y permite crear moda de gama alta que alivia la conciencia social del consumidor.

Podemos afirmar que Peter Ingwersen y su firma Noir han transformado lo que se consideraba posible en moda ética hace una década. No es sorprendente que semejante centro de ideas haya salido del mundo de la moda danesa.

Peter Ingwersen in Uganda
Peter Ingwersen in cotton field, Gulu district, Uganda