[Skip to Content]

Tradiciones danesas a lo largo del año

A lo largo del año, los daneses –o al menos la mayoría de ellos– celebran una larga serie de festividades; se trata tanto de fiestas cristianas como de días que tienen otras raíces, por ejemplo en la cultura popular. Muchos de estos días están ligados a tradiciones relacionadas con la comida, los adornos y la celebración con la familia y los amigos

Danish Traditions

Los daneses y las tradiciones

Algo más del 90% de la población de Dinamarca opina que las tradiciones forman parte del patrimonio cultural nacional, y muchos creen que hay que protegerlas frente a influencias externas.

Sin embargo, la realidad no es ésa exactamente. Si bien es verdad que lo que en el lenguaje cotidiano llamamos tradiciones forma parte del denominado bagaje cultural, ese bagaje va adaptándose y «haciendo transbordo» al ritmo de las transformaciones culturales que se producen, sobre todo como resultado de influencias externas. Y, al compás de esa adaptación, esas tradiciones venidas de fuera acaban por parecer danesas. Probablemente muy pocos daneses reparan en que el árbol de Navidad viene de Alemania, el Día de la Madre es una costumbre americana y la procesión de Santa Lucía es sueca.

Algunos daneses se sienten molestos ante dos de las tradiciones más recientes, San Valentín y Halloween, bien porque no desean adoptar costumbres americanas, o bien porque las relacionan con un lanzamiento comercial. Pero, en realidad, muchas de las tradiciones más antiguas comenzaron exactamente de la misma manera, y es muy probable que cuando los niños daneses de hoy en día crezcan, San Valentín y Halloween formen parte de su bagaje cultural danés.  

El significado de las festividades

Los días festivos del calendario contribuyen a imprimir un ritmo al año dividiéndolo en una serie de períodos claros. En la antigua sociedad campesina el cultivo de los productos de primera necesidad estaba estrechamente ligado al transcurso del año. Lo mismo sucedía con muchas de las celebraciones relacionadas con el trabajo, como por ejemplo la fiesta de la cosecha, que hoy prácticamente ha desaparecido al haber perdido su significado de festín para los que habían trabajado en ella.
Muchos de los elementos que intervienen en los días festivos se remontan a la cultura campesina danesa, mientras las fiestas y tradiciones relacionadas con la vida de cada individuo, por ejemplo los cumpleaños y las bodas, tienen sus raíces en la burguesía urbana.

En algunos casos la burguesía también influyó en las festividades del calendario, de manera que las tradiciones campesinas originales pueden aparecer en la versión idílica característica de las representaciones de los artistas del siglo XIX. Es el caso, sobre todo, de la Navidad; la esencia de la Navidad danesa era y es un paisaje nevado de casitas de entramado e iglesitas rurales iluminadas con velas encendidas. La relación con el pasado es uno de los rasgos principales de las tradiciones, independientemente de que esa relación sea real o simplemente lo parezca. 

 

Fiestas y solemnidades en Dinamarca 

6 de enero - Día de Reyes
El Día de Reyes se suprimió como día de fiesta oficial en 1770. Sin embargo, la noche anterior –la Noche de Reyes–, el 5 de enero, continúa celebrándose en algunos hogares encendiendo una vela especial de Reyes, una vela de tres llamas que produce una pequeña explosión cuando se consume, de manera que el momento en que las luces se extinguen por sí mismas simboliza el final de la Navidad. En algunos lugares de Dinamarca, muy pocos, esa noche se sigue celebrando con una procesión de gentes disfrazadas que van de casa en casa.

 

14 de febrero - Día de San Valentín
A comienzos de los años noventa –inspirándose en la tradición americana– en Dinamarca comenzó a celebrarse el Día de San Valentín como el gran día del amor. Son sobre todo los jóvenes y los enamorados quienes aprovechan ese día como una ocasión para mostrarse su amor. Los corazones de flores, chocolate, pasta o tarta no son más que un ejemplo de las múltiples posibilidades entre las que se puede escoger.

 

Febrero/marzo - Carnaval
Las fechas del Carnaval cambian de un año para otro porque, en recuerdo de la época católica, siempre debe comenzar cuarenta días de ayuno antes de Semana Santa. Leer más

 

Marzo/abril - Semana Santa
La Semana Santa es la celebración por la Iglesia cristiana de la muerte y resurrección de Jesucristo. Leer más

 

1 de abril - «Inocentadas» de abril
Al igual que en otros muchos países, el día 1 de abril en Dinamarca también se gastan bromas inventando historias, etc. A esta costumbre, que se remonta al siglo XVII, también se han sumado los medios de comunicación, así que el 1 de abril conviene estar en guardia al leer el periódico y ver la televisión.

Existió con anterioridad una costumbre semejante en otras fechas como el 1 y el 31 de mayo (Gato de mayo) y el lunes de Carnaval (Carnavaladas).

 

30 de abril - La Noche de Walpurgis
El Día de Walpurgis (el 1 de mayo) hace referencia a una santa inglesa, Walpurga, que según la creencia popular protegía contra hechizos y brujerías. La noche anterior, la Noche de Walpurgis, se dedicaba, sobre todo en el pasado, a festejar de diversos modos la llegada del verano, por ejemplo encendiendo hogueras y levantando un árbol de mayo, alrededor del que se bailaba. En algunos puntos de Dinamarca aún se encienden hogueras esa noche.

 

Abril/mayo - Gran Día de Oraciones
El Gran Día de Oraciones es una solemnidad propiamente danesa que se ha fijado el cuarto viernes después del Domingo de Resurrección, es decir, entre el 17 de abril y el 21 de mayo. Ese día y la noche anterior se comen panecillos calientes y, sobre todo en Copenhague, se solía pasear por Langelinie, por Christianshavn o por la Ciudadela, donde los coros de estudiantes se reunían para cantar.

El Día de Oración quedó instituido en 1686 para reunir varios días menores de ayuno y oración. De acuerdo con la ley quedaba prohibido todo comercio, trabajo o actividad similar. Por eso a los panaderos se les ocurrió hacer unos panes que se pudieran calentar y comer al día siguiente. Poco a poco la costumbre de tomar aquellos panecillos calientes la noche del Gran Día de Oraciones fue extendiéndose por todo el país.

Había que anunciar el día durante la víspera haciendo repicar las campanas de las iglesias. Ir hasta el antiguo foso de Christianshavn a escuchar las campanas es una tradición típica de Copenhague que se remonta a 1747, año en el que se instaló un carillón nuevo en la iglesia de Nuestra Señora.

 

Mayo - El Día de la Madre
En Dinamarca el Día de la Madre se celebra el segundo domingo de mayo. Desde 1929 complacer a la madre con, por ejemplo, un ramo de flores, se ha convertido en un hábito muy extendido. Esta costumbre, que originalmente tenía un propósito social, procede de Estados Unidos.

 

1 de mayo
El Primero de Mayo es la fiesta internacional del trabajo y el día de la lucha obrera, y un día festivo en numerosos lugares de trabajo. En muchas ciudades la gente se reúne –en ocasiones después de haber acudido a una manifestación– a mediodía en lo que es una combinación de fiesta popular, mitin político y espectáculo. Los mayores actos tienen lugar en «Fælledparken», un parque de Copenhague. Poco a poco esta fecha ha ido convirtiéndose en un día más festivo que de lucha.

 

5 de mayo - la Liberación de Dinamarca
Después de permanecer ocupada por los alemanes desde el 9 de abril de 1940, Dinamarca volvió a ser libre el 5 de mayo de 1945. Cuando la BBC radió la noticia de la liberación en su emisión de las 20:30 del 4 de mayo de 1945, muchas personas encendieron velas junto a las ventanas de manera espontánea. Se ha convertido en una costumbre que aún conservan muchos daneses.

 

Mayo/junio - Pentecostés
Pentecostés es una solemnidad religiosa que conmemora la llegada del Espíritu Santo y la fundación de la Iglesia. El Pentecostés litúrgico está vinculado, además, con el despertar de la naturaleza. Se celebra cincuenta días después del Domingo de Resurrección, es decir, entre el 11 de mayo y el 14 de junio.

Aunque, en realidad, es en la mañana de Pascua cuando el sol baila de alegría por la resurrección de Cristo, en Dinamarca es la mañana de Pentecostés –probablemente a causa del clima– la que ha quedado consagrada a contemplar la danza del sol. Desde mediados del siglo XIX se ha difundido la tradición de no acostarse después de las celebraciones del sábado y la noche de Pentecostés o levantarse temprano para tomar el café de la mañana y quizás un licor amargo «Gammel Dansk» en las inmediaciones del lugar desde donde se va a ver el sol.

Pentecostés también se ha dedicado a hacer excursiones, sobre todo para los trabajadores de las ciudades, que salían a la naturaleza para vivir la llegada del verano. En el campo había que encalar las casas antes de Pentecostés, fecha en la que en algunos lugares celebraban con fiestas la llegada del verano.

Desde hace unas décadas, en Copenhague se organiza el Carnaval de Pentecostés, en el que desfiles de personas disfrazadas atraviesan las calles a ritmo de samba para reunirse en uno de los parques de la ciudad.

 

5 de junio - Día de la Constitución
El 5 de junio es el aniversario de la entrada en vigor de la primera constitución danesa, la Constitución de Junio de 1849. Ese día, que en muchos lugares es total o parcialmente festivo, se celebra a lo largo y ancho de todo el país con mítines políticos que, sobre todo en el pasado, tenían carácter de fiestas populares, por ejemplo las de «Himmelbjerget» y «Skamlingsbanken», en Jutlandia. También es el Día del Padre, una costumbre importada de Estados Unidos en 1935.

 

15 de junio - Día de Valdemar
Según la leyenda, en este día descendió del cielo la bandera danesa –Dannebrog– en Lyndanise, Estonia, donde en 1219 se desarrollaba la cruzada del rey Valdemar II el Victorioso. Desde 1913 es fiesta nacional y durante todo el día se venden pequeñas banderas danesas. Hasta 1948 fue un día con carácter no lectivo en el que se celebraban fiestas de Valdemar por todo el país.

 

23 de junio - La Noche de San Juan
La noche anterior al Día de San Juan, que es el día del nacimiento de San Juan Bautista, se ha convertido en una de las festividades más populares del calendario. Leer más

 

Noviembre - Día de Todos los Santos
El Día de Todos los Santos, que se celebra el primer domingo de noviembre, originalmente servía para recordar la muerte de los santos y tenía lugar el 1 de noviembre. El día sobrevivió a la Reforma, pero los protestantes lo fusionaron con el Día de Difuntos, que era el 2 de noviembre. En 1770 se suprimió su carácter de fiesta oficial, aunque la Iglesia continúa celebrándolo el 1 de noviembre. En los últimos tiempos muchas iglesias dedican este día a recordar a los difuntos del año. Se está extendiendo la costumbre de colocar velas en las tumbas la víspera de Todos los Santos. Lo mismo sucede con el Halloween americano, en el que los niños se disfrazan de fantasmas y demás y van llamando a las puertas como en Carnaval. Cuando les abren dicen «trick or treat». Si no les dan dulces o dinero arman –igual que en Carnaval– jaleo.

 

10 de noviembre - Vigilia de San Martín
La Vigilia de San Martín es la noche que precede al día consagrado a San Martín. Esa noche muchos daneses comen pato o ganso asado. Según la leyenda, San Martín se vio delatado por unos gansos cuando, por modestia, se ocultaba para evitar ser designado obispo. Por eso decidió que todos los años los gansos abandonarían este mundo ese día, el 11 de noviembre, para pasar a la mesa.

 

El mes de Navidad
La Navidad imprime su sello a todo el mes de diciembre. La mayoría de las ciudades adornan las calles del centro con guirnaldas de abeto y luces. Leer más

 

Año Nuevo

A diferencia de la Navidad, que la mayoría pasa en familia, el Año Nuevo se celebra con los amigos. La Nochevieja está enmarcada por dos importantes retransmisiones de radio y televisión, el discurso de Año Nuevo que pronuncia la Reina a las seis de la tarde y las campanadas de medianoche del reloj del Ayuntamiento de Copenhague, que marcan el comienzo del nuevo año. El discurso real se ha convertido prácticamente en un punto de encuentro nacional desde que en su primera edición, durante la ocupación alemana en 1942, el Rey exhortó a su pueblo a permanecer unido.

Muchos daneses festejan la ocasión con comida especial, y a las doce de la noche hay champán y pastel de almendras. El nuevo año comienza con fuegos artificiales después de medianoche; el estruendo es increíble y se lanzan cohetes, etc. que iluminan el cielo nocturno con todos los colores posibles.

En muchos lugares el menú tradicional de Nochevieja consiste en bacalao cocido, el llamado bacalao de Año Nuevo, o puré de berzas y lomo de cerdo ahumado. Ambos platos se caracterizan por ser menos grasos que las calóricas comidas de Navidad.

Las diversiones tradicionalmente ligadas a un momento de tránsito como el comienzo de un nuevo año han desaparecido casi por completo a medida que se han ido perdiendo las estrechas relaciones con los vecinos. El último vestigio de los disfraces vinculados a algunas de ellas lo encontramos en los gorros que, unidos a globos y serpentinas, componen los tradicionales adornos de Nochevieja.


Else Marie Kofod, Gyldendal Leksikon